BARCELONA

BARCELONA
Barcelona es bona si la bossa sona, tan si sona com si no Barcelona es bona

martes, 10 de enero de 2012

A DIEZ AÑOS DEL EURO

Aquel 1 de enero de 2002 nos levantamos con una nueva moneda en nuestros bolsillos que sustituia a las pesetas. Llevábamos meses intentando adaptarnos  a un cambio complicado. Un euro equivalia a 166,386 pesetas ,incómodo de traducir y difícil de asumir.
Echámos mano de las calculadoras o de nuna pequeña tabla de conversión , pero costaba lo suyo. Al final nos decantamos por lo facil, esa moneda de euro era como 100 pesetas, el billete de 10 euros como 1.000 pesetas y lo peor de todo es que los mercados así lo hicieron y de la noche a la mañana lo que costaba 100 pesetas pasó a costar 1 euro,o sea 166,386 pesetas .
Antes con un billete de 5.000 pesetas llenábamos el carro de la compra y hoy con su equivalencia a 30 euros no nos dá ni para una cesta.
Desgraciadamente no es sólo una impresión mental que todo ha subido una barbaridad,desde la llegada del euro,sinó que todo se disparó y pocos productos han quedado al margen de estas subidas.
La conclusión es que los productos han subido mas de  un 34%, mientras que los salarios sólo han subido en 10 años un 13,9 % y ahora congelados o con recortes.
" Se prometió en su día que comercios y Administraciones Públicas convertirian los precios sin trampas y no se cumplió", "que con el euro nos equipábamos a Europa  y que todo iba a costar lo mismo  y sólo nos advertian que tuviéramos cuidado con los céntimosO sea, que todo una gran  mentira.

3 comentarios:

Lansbury dijo...

Cuantísima razón tiene la abuela, si señora, antes una cosa valía 100 pesetas ahora 166.86 claro y encima tienes que dar las gracias.

garbi24 dijo...

sempre ens deixem enrredar...no aprendrem mai...ara a posar-hi bona cara i prou

Xarnego dijo...

Jo pregunto:
Si del 2002 al 2012, una cosa valia 100 pessetes
i ara val 167.
Lo que el 2002 valia 100 pts,
quan valia el 1992? (Any olímpic).
Potser que no fem ben be el calculo
quan diguem el valor de les coses.

El meu avi amb un duro feia miracles,
jo amb un duro a prou feines comprava una xuxe.

Seria bo quan fem calculós dels valor
aplicar el que de ben segur també hauria pujat la vida amb pts.
Que estic d'acord que mai hauria sigut tan.

No soc banquer, ni economista,
ens em enganyat sols, gastant
el que ni antes ni ara tenim.

“Salut i pessetes, què lo demés son punyetes”