BARCELONA

BARCELONA
Barcelona es bona si la bossa sona, tan si sona com si no Barcelona es bona

domingo, 9 de enero de 2011

EL HALCÓN DE LA SAGRADA FAMÍLIA

El halcón que nidifica en la torre de Sant Bartomeu de la Sagrada Familia ha criado él sólo con éxito a su polluelo.Compartía prácticamente al 50% las tareas del nido con su hembra, pero ésta murió el 21 de abril de 2010 a causa de un impacto. Cayó al suelo con un ala rota y una herida abierta y le ocurrió algo parecido a lo que le pasó a Gaudí tras ser atropellado por el tranvía. Los transeúntes llamaron a los guardias forestales,pero eran ya las 19;30 y contestaron que a esa hora no podían pasar a recoger el animal . Al final algunos ciudadanos lo llevaron a una clínica veterinaria, donde por tratarse de una especie protegida,llamaron de nuevo a los forestales,que reiteraron que no podían hacerse cargo hasta el día siguiente. Algunos ciudadanos se dirigieron a una clínica veterinaria en animales exóticos, y tuvieron que pagar la visita y la hospitalización del halcón hembra.
La pareja de aves tenían tres crías ,dos de ellas hembras y un macho- la menor- .Las autoridades trasladaron las dos hermanas a un centro y quedó sólo el pequeño polluelo macho, que ha sido criado con éxito sólo por su padre.
Históricamente,los halcones anidaban en los campanarios de Barcelona,pero desaparecieron en 1973 por la caza.
Reintroducidos en la ciudad en 1999,en 2004 se formó la pareja que nidificó en la torre de Sant Bartomeu,donde han nacido desde entonces 16 polluelos.
Deseamos que nuestro halcón de la Sagrada Familia que tan bien se ha portado como padre que esta 
primavera encuentre una nueva pareja.


3 comentarios:

María del Mar dijo...

Que bonita historia, y eso que tengo miedo a las aves, jejeje. Pero si no las veo o lo hago de lejos, me chiflan. ¿contradictorio? para mi forma de ser no, créeme Pakiba.
Un beso muy gordo, y gracias por estar por siempre a mi lado, cerquita, gracias.

parkerazul dijo...

Historia muy curiosa.
Y eso, que a ver si tiene suerte ese padrazo esta primavera. Se lo merece.
Lo de la atención a la hembra, como siempre, la burocracia prima, para desgracia de todos.

Un abrazo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Pakiba:

Es una historia curiosa de aquesta au.

No havia pensat mai que hi havien falcons a la Sagrada Familia.

Una abraçada, Montserrat