BARCELONA

BARCELONA
Barcelona es bona si la bossa sona, tan si sona com si no Barcelona es bona

lunes, 7 de julio de 2014

EL SALUDO

Un hombre que trabajaba en una planta empaquetadora de carne entró cumplido ya el horario de su trabajo, en una cámara frigorífica para acabar de inspeccionar una partida de vacuno que acababa de llegar. Cuando quiso salir, se dió cuenta de que la pesada puerta se habia cerrado dejándolo encerrado dentro .
Aunque gritó pidiendo auxilio para que alguien viniese a ayudar,todos sus compañeros se habian ido a casa. Además el grosor de la puerta era tal que,de haber alguien aún en la planta,no le habrian oido. Llevaba ya cinco horas atrapado y estaba a punto de congelarse cuando la puerta se abrió y el vigilante de seguridad  de la fábrica entró para rescatarlo.
Cuando le preguntaron al guardia cómo se le habia ocurrido buscar allí si no era parte de su rutina,respondió: "Llevo 35 años trabajando en esta empresa.Cientos de trabajadores pasan ante mi cada día y él es el único que me saluda a la entrada y a la salida. Para el resto soy invisible. Hoy me dijo ¡hola! al entrar pero no le escuché decir el habitual ¡hasta mañana! a la salida.De modo que pensé que debía estar en algún lugar del edificio y,probablemente, con problemas. 
 LA BUENA EDUCACION LE SALVÓ LA VIDA
 


5 comentarios:

joan gasull dijo...

I si no et salva la vida, a la llarga et dona resultats. No costa res una salutació. Fem-ho

Anónimo dijo...

Esa es la importancia que se le da al saludo aunque ,actualmente, muchos crean que es un hábito pasado de moda.Asi que , como hoy tambien es tu cumple TE SALUDO ¡FELICIDADES EN TU DIA!.Tía Lelé

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Doncs si que li va ser útil el ser educat, tant es així que li van poguer salvar la vida.
Una de les coses que anyoro, es l´educació d´avans.
Petons, Montserrat

Marina Fligueira dijo...

¡Ay Pakiba! Que historia mas hermosa y, hermosa por una parte... pero también conmovedora, porque, me imagino a ese hombre angustiado pensando que moriría allí congelado y el Ángel de la guarda le abrió la puerta. Es una testo para que reflexionen las personas que tienen mucho orgullo, a veces no sé de que, pero son así de soberbios. Quizá.. por naturaleza.

Ha sido un inmenso placer.
Te dejo mi gratitud y mi estima siempre.
Se muy muy feliz.

Montserrat Sala dijo...

Ejemplarizante historia,y un bonito caso, de lo que puede hacer el ser educado. Me ha gustado mucho Pakiba.
Besos