BARCELONA

BARCELONA
Barcelona es bona si la bossa sona, tan si sona com si no Barcelona es bona

miércoles, 27 de octubre de 2010

LA SAL EN LA DIETA INFANTIL

PARA LAS MAMAS Y LAS ABUELAS

La sal no debe incorporarse a la dieta de los niños, hasta pasado el primer año de vida. A partir de entonces el niño empieza a comer de todo y a descubrir la comida de los adultos, mucho más sabrosa que la suya, debido a la sal.
A fin de que el niño identifique el sabor de los alimentos, es importante moderar su uso.
Cuando se desarrolla desde la infancia una gran apetencia por los alimentos  excesivamente salados, la comida siempre parece sosa.
El problema de salar en exceso es que existe una estrecha relación entre el consumo de sal y el riesgo de paceder hipertensión.

6 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Pakiba. es muy bueno el consejo que das.

Alos niños les gusta mucho el saladito, pero no quiere decir que sea sano.

Una abraçada, Montserrat

garbi24 dijo...

I veure com hi han pares que de ben petits ja els donen tot tipus d'aliments salats perquè els fa gràcia la seva cara de sorpresa.....
Falta molta responsabilitat

lisebe dijo...

Doncs hem de ser equilibrats ... jo no tasto molt la sal m'agrada notar els aliments amb el seu sabor d'origen.. I es clar menys als nens han d'apendre a saber com son els diferents sabors de les verdures i aliments..

Molt bon posts Pakiba

Petonets guapa

Eli dijo...

Tens tota la raó.... Jo sé que en menjo massa.... però és que m'agrada tant....
Sé que no és bona... però, sempre he pensat que el meu paladar i les meves papiles gustatives estaven defectuoses... sempre em cal més sal, per notar el gust de les coses...
Aixxx....

La abuela frescotona dijo...

es verdad tu consejo querida amiga, aqui, en casa con los niños lo practicamos.
un abrazo

María del Mar dijo...

Tienes mucha razón,la sal hace esa función de "encubrir" el sabor real del alimento.
Besitos.